Implante dental

La colocación de implantes es una técnica que lleva dos partes: primero se coloca un tornillo (implante) en el interior del hueso del paciente (mandíbula o maxilar superior) y después que se realiza la integración del implante al hueso, proceso completamente natural, se coloca una prótesis sobre el implante.

Ocasionalmente puede que no exista suficiente hueso para colocar el implante, en eso casos se puede utilizar hueso artificial y/o técnicas quirúrgicas adicionales para aumentar el grosor de hueso.